Home

Pedro Almodóvar (Calzada de Calatrava, 1949) es, posiblemente, el director español más internacional, ganador de dos premios Oscar y triunfador en muchos premios nacionales e internacionales.

Su estilo, heredero de Douglas Sirk, bebe de influencias estéticas que se sitúan en medio de lo tradicional y lo más transgresor. Es capaz de cambiar su registro de manera espectacular: oscilando entre la comedia y el drama, entre lo rural y lo urbanita, entre lo tradicional y lo moderno, la fantasía, con lo realista; y todo ello contado desde una mirada que a los españoles nos es tan genuinamente familiar que, en ocasiones, parece que estemos viendo a gente de nuestro pueblo en lugar de actrices actuando. Sus historias y sus personajes no tratan de refleja a la sociedad española a través de la mímesis -que es lo que con frecuencia le han criticado-. El oscarizado manchego no ignora que la población española no consta solo travestis, colectivo LGTBI y mujeres de mediana edad con problemas; pero le es cómodo usar este imaginario tipos humanos para mostrar actitudes, ideas, tradiciones, pensamientos, contradicciones o paradojas que sí están muy presentes en este país.

Tiene tantos críticos (Carlos Boyero, el más célebre), como seguidores, pero lo que está claro es que su forma de hacer cine no deja indiferente a nadie.

Quien les escribe se posiciona sin duda entre los seguidores, pero con algo sentido común, sin amar ciegamente las películas solo por la firma de su director, así que lo que planteo hoy son dos listas; una de ellas con las cinco películas que me parecen auténticas obras de arte por mucho que hayan quedado enmascaradas u olvidadas entre sus creaciones más celebradas; y otra con los cinco filmes que, no siendo, ni mucho menos tan brillantes como los primeros, tienen una mayor fama.

INFRAVALORADAS

SOBREVALORADAS
5. Tacones lejanos (1991)

Tacones-lejanos1

Una historia enrevesada y con mucha fuerza y un joven Miguel Bosé lo borda como chica Almodóvar.

5. La piel que habito (2011)

La piel que habito

Esta es producto del guion adaptado de un libro que tenía una temática principal muy almodovariana: un chico es sometido a una operación de cambio de sexo en contra de su voluntad a modo de castigo. Nuestro hombre debió de pensar que podría aprovechar esta historia para crear un thriller de calidad sin renunciar a su sello de identidad, pero… El guion adaptado no es lo tuyo, Pedro, lo siento.

4. Carne trémula (1997)

Carne trémula

Una historia de amor, celos, impotencia, violencia y sexo es el hilo conductor de este drama, que si bien no ha pasado a la historia del cine reciente como una creación importante del manchego, sí me parece muy digna de hacerse un hueco en la historia del cine español.

4. Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988)

Mujeres al borde

Que me perdonen y no me manden al infierno de los fans. Por supuesto, no es mala, y las actrices están fantásticas, pero la historia no me engancha tanto como la de otras pelis que tienen la mitad de fama (razón: mirar los cuadros de la izquierda).

3. ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984)

Qué he hecho yo para

Una historia sencilla en la que una extraordinaria Carmen Maura se pone en la piel de una ama de casa. Lo mejor de esta película no puede ser descrito de una manera más eficiente que en palabras del propio director: “Es un ama de casa de la que puede decirse que no ha tenido las mismas oportunidades que Carolina de Mónaco. Le gustaría integrarse en la sociedad de consumo, pero sólo consigue consumirse a sí misma, día tras día. Vestida siempre de retales, sólo las anfetaminas le dan suficiente energía para trabajar como criada en varias casas, además de en la suya. Es todo lo sumisa que su histeria le permite, la educaron para eso, aunque esta situación no le impide matar al marido en un momento de nerviosismo”

3. La ley del deseo (1987)

La ley del deseo

Que sí, que muy bien, que para la época trataba el tema de la homosexualidad con mucha naturalidad, luchando con los tópicos que habían acompañado a este tema históricamente, que Banderas está muy joven, bello y lozano, pero como historia de una obsesión… Meh… Además, después de ver tanto aquí como (años más tarde), en Martín (Hache), no puedo evitar pensar que, si bien el papel es buenísimo, durante estos años, este actor únicamente sabía interpretar a este personaje (de manera muy correcta, por cierto), pero solo a este.

2. La flor de mi secreto (1995)

La flor de mi secreto.jpg

Una bestial Marisa Paredes protagoniza este largometraje en el que también brillan los secundarios (Rossy de Palma y Chus Lampreave). Se ha quedado en una película cara B no mereciéndolo en absoluto. Una historia del desesperado amor de una mujer, que se ve apaleado por la indiferencia de su amado, pero que se va buscando un hueco para superar la tristeza y el dolor de un corazón roto.

2. La mala educación (2004)

La mala educación

Una de las grandes sobrevaloradas. Una historia de amor en la niñez, un soborno y una intriga policíaca teñida toda de la estética almodovariana (colores vivos, homosexualidad, transexualidad…). Lo siento, no es creíble y el temita de los abusos a menores por parte de miembros de la iglesia ya raya un poco.

1. Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980)

Pepi, luci

La marca de la transición política y cultural en España, una película transgresora que ha sido tachada de obscena y vulgar. Hay que entenderla en su contexto; se trata de una película realizada en España en 1980; representa las ganas que tenía la juventud de una generación entera de desfasarse. Marca el comienzo de la movida madrileña y es el comienzo de la carrera artística de una jovencísima de nombre Olvido Gara que posteriormente conoceríamos como Alaska.

1. Hable con ella (2002)

Hable con ella

Una de las películas más famosas del creador manchego. Rara, original, rompedora, sí, pero la calidad de los diálogos y el dinamismo no son su fuerte. De nuevo, no digo que sea mala, pero, por una parte, me parece que tiene menos de la potente impronta de la personalidad de su creador, y por otro, creo que, simplemente, muchas de sus otras cintas son mejores.

No pondremos aquí ni Volver ni Todo sobre mi madre, pues en opinión de quien escribe, tienen una fama y una valoración alta, tanto como se merecen.

Ismael Piazuelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s