Home

Título: Batman v. Superman: el amanecer de la justicia

Duración: 153 min.

Director: Zack Snyder

Guión: David S. Goyer, Chris Terrio (Historia: David S. Goyer, Zack Snyder)

Música: Hans Zimmer, Junkie XL

Fotografía: Larry Fong

Reparto: Ben Affleck, Henry Cavill, Amy Adams, Jesse Eisenberg, Gal Gadot, Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Holly Hunter, Scoot McNairy, Callan Mulvey, Tao Okamoto, Brandon Spink, Lauren Cohan, Michael Shannon, Hugh Maguire, Jason Momoa, Ezra Miller, Ray Fisher

Lex

DC, la compañía con los derechos de estos superhéroes, partía desde el principio con una desventaja considerable respecto a Marvel. La creación de Stan Lee estrenó hasta cinco películas individuales de sus superhéroes-franquicia antes de reunirlos en Los Vengadores. En contraposición, DC se ha conformado tan solo con El hombre de acero, contando por tanto con una base mucho más frágil que la rival.

El problema de esto es la parte de la necesaria presentación de hasta otros cuatro superhéroes y dos villanos sin precedente, sin que nada se haya visto de ellos anteriormente, lo cual ha llevado al mayor problema de la película que es un guión inconexo que hace realmente difícil ver las pequeñas virtudes de esta cinta.

Para sorpresa de todos, Ben Affleck es de lo mas salvable de este naufragio, tanto su Batman con el Alfred de Jeremy Irons son los mayores aciertos de casting de esta superproducción. No hay un momento gracioso, en el buen sentido, en el que no aparezca Alfred.

Dos nuevas incorporaciones son las de Lex Luthor, interpretado por un Jesse Eisenberg algo exagerado por sus tics y  excentricidad gratuitos en algunos momentos, Y Wonder Woman, encarnada por Gal Gadot, que cumple sin alardes en un papel poco exigente.

No podemos olvidar, por desgracia, la aparición de esa cosa nefasta y abominable que no era más que un trol genérico al que tuvieron la osadía de llamar Doomsday. Pese a que el personaje en sí es interesante, esta puesta en escena cutre y la saturación de escenas previas hace que no esté a la altura de lo que podría haber sido, tanto el villano como la película.

El hombre de acero tenía una serie de errores que este film pretendía superar. Hasta la aparición de Doomsday habían conseguido dejar atrás uno de los más grandes: lo aparatoso de las escenas de acción. Tristemente, el modo de lograrlo es la ausencia absoluta de este tipo de escenas hasta el último tercio, que se hace pesada y le sobra bastante metraje.

Rompo una lanza a favor de la solemnidad que diferencia las películas de DC de las de Marvel. El problema es el extremo de esa búsqueda constante de trascendencia en los diálogos y escenas tan mal llevado durante la primera hora y media de película. Usando diálogos grandilocuentes, y algo gastados, la seriedad que se pretende transmitir, se disipa, lo que nos deja a los espectadores con un desinterés que a veces logra una cierta hostilidad. No hay que olvidar que un blockbuster tiene como prioridad entretener y divertir y esos objetivos están muy lejos de cumplirse.

Hans Zimmer nos tiene acostumbrados a trabajos brillantes, pero en esta ocasión, el genio alemán, en colaboración con Junkie XL, decidió dejar descansar su genio y entregar un producto deficiente que solo funciona cuando tira de reciclaje usando lo que él mismo compuso en El hombre de Acero.

Es curioso que una película a la que bien podría sobrarle una hora, le falte tiempo al final y tenga que ir atropellándose mientras el metraje va terminando. Como decía al principio, la falta de conexión entre escenas y el exceso de estas hacen que una cinta que pudo ser digna se quede en algo aburrido y, para los más exigentes, en algo bochornoso.

La muy anunciada lucha entre Superman y Batman es una de esas pequeñas virtudes; una lástima que tarde tanto en llegar, ya que el interés se ha ido marchitando mientras se sucedían los repetitivos diálogos.

Si tuviéramos que definir con pocas palabras esta obra, probablemente lo más adecuado sería recurrir al título de la obra de Shakespeare: Mucho ruido y pocas nueces, pues se acerca bastante a lo que vemos en pantalla.

Superman

Alberto Segovia Pérez

Un pensamiento en “Batman v Superman: La gran derrota

  1. Pingback: La liga de la justicia: Esperanza en mitad del caos | La Gaceta del Piamonte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s