Home

Va a llover Billy. Lo sabemos y aguantamos. El aire cargado arrastra envoltorios de papel y hace rodar las colillas por la urbe. Comienzan las primeras gotas, gruesas, pesadas: artillería de nubes del mayor calibre. Apenas medio minuto y una cortina de agua sorprende a la ciudad entera. La gente corre a esconderse dentro de portales, desapareciendo en la oscuridad. Las ancianas ni siquiera dirigen la mirada por las ventanas con visillo para ver la tromba que está cayendo. Hasta los coches y los autobuses urbanos han desaparecido de las calles… Y tú y yo, en mitad de la carretera permanecemos de pie, con cuatro farolas y dos semáforos cambiantes como únicas luces. El pelo nos chorrea gota a gota en las cejas, nos obliga a entrecerrar los ojos y a escupir agua de la boca de vez en cuando. La ropa calada pesa el doble y ofrece poca resistencia al agua fría que también busca calarnos los huesos, a lo que ayuda el viento que forma olas en el agua bajante. Llueve, Billy, pero sólo nosotros nos hemos enterado.

Llueve

Fotografía de Nera Foto https://www.facebook.com/nerafoto

Fotografía de Nera Foto
https://www.facebook.com/nerafoto

Chechu Giménez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s