Home

Tïtulo: Cobain. Montage of Heck

Director: Brett Morgen

Guión: Brett Morgen

descarga

  Mucho se ha hablado en los últimos meses del nuevo documental acerca de la vida de Kurt Cobain. No sé vosotros pero yo me cansé de leer las infinitas alabanzas y los halagadores cumplidos que el metraje fue suscitando a lo largo de sus diferentes premiéres y visionados antes de su salida oficial este pasado 23 de Abril. Y digo que me cansé porque me estaban creando tales expectativas que presentía que terminarían desembocando en una decepción total y absoluta al no corresponderse con la realidad.

  Pero visto lo visto, no tenía nada de que preocuparme (salvo tal vez el precio; fijado en unos dolorosos doce euros sin posibilidad de reducción de ningún tipo), porque a pesar de que la “película” no resultó ser eso que tanto prometían en enormes titulares gran parte de la prensa musical, sin duda es el retrato visual más íntimo de Kurt hasta la fecha.

  No pienso ser objetiva aquí. En serio. Nirvana ha sido mi banda favorita desde que tenía uso de razón y por supuesto, Kurt se convirtió inmediatamente en esa rubia deidad que encarna todo aquello que supone ser un verdadero artista. Un auténtico mito. Suicidio incluido.

ANIMATION_PHOTO2040.0

  Y para ser franca, he visto y leído todo lo posible acerca de él y su banda, tratando de desentrañar cada parte de su intrincada personalidad y esperaba ansiosa la posibilidad de saber cosas nuevas de mi músico favorito gracias a este documental.

  El caso es que, si como yo, tú también eres un perturbado mental con una malsana obsesión por Nirvana, Montage of Heck no te descubrirá gran cosa que no hayas podido leer previamente en Heavier than Heaven, la magnífica biografía publicada por Charles R. Cross en 2004 sobre el líder de la famosa banda de grunge. Y continuando con los ríos de tinta vertidos en torno a la figura de Cobain, haber leído los diarios de Kurt contribuye a la escasez de sorpresas en el film.

  Pero sí, soy consciente de que no a todo el mundo le gusta leer.

  Ciñéndome a lo tocante al apartado visual, puedo aseguraros de que éste es verdaderamente extraordinario. Según el propio Brett Morgen (director y guionista) afirma, The Wall fue una de sus películas favoritas desde el momento en el que salió, y la inspiración que toma prestada se hace patente en las alocadas animaciones de los dibujos y las pinturas de Cobain, con la música estallando en tu cabeza junto a imágenes perturbadoras de las tripas y marionetas que tanto le fascinaban.

  El documental es un verdadero mezclum de géneros y temáticas, tan caótico como la propia mente de Kurt. Pero funciona sorprendentemente bien y a pesar de sus más de dos horas de metraje, no se hace pesada ni redundante en ningún momento.

  La escasez de material audiovisual durante sus años de juventud se ve hábilmente suplida por los numerosos audios y grabaciones en los que podemos escuchar directamente a Kurt contarnos en tono melancólico episodios de sus años de vagabundeo por Aberdeen, consumo de drogas y reclusión en su cuarto tocando la guitarra. Todos ellos traídos a la vida gracias a las manos del artista Olka Osadzinska.

  La banda sonora se apoya fuertemente en la discografía ya editada de Nirvana, con algún que otro tema inédito sacado de las demos acústicas que Cobain fue grabando a lo largo de toda su vida.

  Pero si hay algo que me gustaría destacar como verdadera novedad y aporte de este documental, es la inclusión de vídeos caseros de Kurt y Courtney hacia la segunda mitad de la película.

cobain-695x477

  Cuando digo “vídeos caseros” espero que nadie imagine nada sórdido, se trata de todo lo contrario. Por primera vez tenemos acceso a esa vida en común de ambos, filmada en su momento como entretenimiento y sin pretender que escapase nunca de su esfera privada. Y resulta profundamente emotiva.

  Hay pocas escenas más divertidas y enternecedoras que ver a esas dos estrellas de rock, en el apogeo de sus carreras, compartiendo un baño más pequeño de lo que cabría esperar y discutiendo jocosamente acerca de la forma en la que ambos son percibidos mediáticamente, mientras Kurt se afeita y bromea dejándose uno de esos bigotes “redneck” a modo de burla.

  Los vemos bajo una luz distinta, cómodos y enamorados, padres entregados a una niña que los uniría más todavía si eso fuese posible.

  Y es que precisamente la participación de su hija Frances Bean Cobain en la producción de la película ha sido de una importancia capital, pues resulta difícil imaginar que Courtney hubiese autorizado una mirada tan personal y escrutadora a su universo particular si su propia hija no hubiese estado implicada en el proyecto.

  La misma Courtney es brutalmente honesta en sus confesiones, alejándose de su faceta más escandalosamente desvergonzada. En este documental solo hay lugar para la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

  Las escasas entrevistas refuerzan ese sentimiento de que estamos ante algo sencillo que no busca contar la grandiosa epopeya de un héroe americano. Sino simplemente intentar explicar como un chaval blanco de clase baja llegó a convertirse en un ídolo mundial gracias a una mente hiperactiva, un corazón hipersensible y una mezcla de heroína y pólvora.

  No pretende desmitificar, se limita a mostrar las diferentes caras de Kurt, sus numerosas contradicciones y su adicción descontrolada. Pero lo hace con conocimiento y desde el respeto más absoluto.

  Seas o no seas fan de la banda, esta película es un documento esencial para comprender a una de las figuras musicales más relevantes de los últimos 25 años; y para darse cuenta de que detrás del ídolo de masas había un padre cariñoso, un marido enamorado y un ser humano complejo entregado a su arte. Paralizado por la vergüenza y destruido por un miedo tremendo al fracaso y a que todo aquello que tanto se había esforzado por construir, se hiciese pedazos entre sus dedos.

Carlota M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s