Home

Ficha técnica

Título: Nebraska

Año: 2013

Duración: 115 minutos

Director: Alexander Payne

Guión: Bob Nelson

Música: Mark Orton

Fotografía: Phedon Papamichael

Reparto: Bruce Dern, Will Forte, June Squibb, Stacy Keach, Bob Odenkirk, Rance Howard, Devin Ratray.

Nebraska-501577844-large

En un contexto en que los revivals del lenguaje del cine clásico se extienden como la pólvora y el blanco y negro ha vuelto a estar a la orden del día, surge Nebraska, un relato pausado e íntimo que marca la diferencia. Se trata de una historia sencilla, una road movie que plantea una situación familiar tan difícil como enternecedora y sugestiva.

Un genial Bruce Dern se pone en la piel de Woody Grant, un anciano ingenuo y confuso que recibe por correo un panfleto publicitario que afirma que podría ser el ganador de un premio por valor de un millón de dólares. Tras varias intentonas de emprender el camino por sí mismo, David (Will Forte), su hijo menor, acepta llevarle a Nebraska donde se supone se cobra el premio que está Woody está convencido que ha ganado. Para llegar a su destino tendrán que hacer escala en el pueblo natal de Woody, quien se reencontrará con su pasado y se descubrirá ante su hijo.

Nebraska es un cuento escrito por Bob Nelson que la maestría de Alexander Payne ha convertido en real. Unas pinceladas de humor casi sardónico, una cuidada fotografía y un perfecto equilibrio entre lo trágico y lo tierno logran que nos creamos en todo momento una historia conscientemente edulcorada que pretende tocar la fibra sensible del espectador tan solo lo justo y necesario.

nebraska1

Es también un manifiesto de las carencias del American way of life y una reflexión sobre lo perecedero e intrascendente de la existencia. Pese a todo no es una película triste, pues a pesar de que tenga momentos que sí lo sean, la intención es todo lo contrario: renovar la esperanza en el ser humano. Esto se logra por medio del personaje del hijo, un héroe, que, real y cotidiano, todavía no ha perdido los valores ni la bondad pese al clima de desesperanza y hostilidad que se ha adueñado de su alrededor. David representa  el nuevo concepto de héroe, pues no es más que un perdedor, un don nadie que no vence a los villanos, no salva el mundo ni la ciudad ni se casa con la dama más bella. Lo que sí consigue devolver las ganas de vivir, aunque sea sólo durante un instante, a quienes creían que nunca más volverían a tener esa sensación.

El valor de este relato, además de llegar al alma, se encuentra precisamente en esto, en meter dentro de la ficción de la pantalla y señalar como héroe a quien de veras lo es en el mundo real, el que hace el bien porque le sale directamente del corazón sin esperar nada a cambio ni tener la necesidad de hacer pública su filantropía.

Ismael Piazuelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s