Home

Como curioso de la vida, observador del mundo o lector, empedernido u ocasional, que supongo que serás, creo que no me equivoco si afirmo que en mayor o menor medida te habrás sentido atraído por el mundo antiguo. Grecia y Roma son el pasado de nuestra civilización y el origen de todo el pensamiento occidental. O al menos eso es lo que te han contado, pero ¿alguna vez te has animado a leer alguna de las obras cumbre de la Antigüedad?

El problema de los lectores europeos del siglo XXI es que vivimos en el siglo XXI. Llevamos a nuestras espaldas veintiocho siglos de literatura escrita (sin contar la oral) que se nos hacen totalmente inmanejables. Habiendo tanto y tan bueno, parece imposible leérselo todo. Y lo es.

Precisamente por eso, darles una oportunidad a los clásicos es necesario, pues conocer los primeros pasos de toda la tradición literaria de Occidente te va a mostrar el origen y el porqué de muchos aspectos culturales de hoy en día. No hay que olvidar, de todos modos, que el objetivo principal, además de aprender, es pasarlo bien. Esta sección nace de la ausencia casi total de apoyo a los lectores que quieren darle algún mordisco a este universo, pero no tienen las guías adecuadas para poder disfrutarlo desde el principio sin miedo de no entender absolutamente nada. Aun así, ese es un mito a destruir: se puede disfrutar de cualquier obra latina o griega sin tener demasiada idea de historia. Con distinguir un cónsul de una columna dórica, sobra.

Featured image

Merece la pena, sin embargo, tener una pequeña orientación antes de empezar a leer. En esta sección de La Gaceta del Piamonte vamos a hablar de algunas de las obras más interesantes de la Antigüedad, siempre con un poco de ayuda. Unas pinceladas de historia (nada que te retrotraiga a ninguna clase insufrible de tu adolescencia), algún comentario sobre el género, los personajes, la función del texto… En definitiva, un apoyo para que no tengas la sensación de andar perdido. Que no tiene por qué pasar, pero siempre es mejor prevenir, aunque curar tampoco es malo, es incluso necesario. Aparecerán instituciones, utensilios, lugares, y referencias históricas que puede que veas por primera vez. Solución fácil y eficaz: Google. Punto.

Como al fin y al cabo el objetivo es hacer la Antigüedad interesante y accesible al curioso de hoy en día, intentaremos buscar las similitudes y diferencias con el pensamiento actual. Te sorprenderá descubrir lo mucho que tenemos en común con esos señores que se paseaban por Atenas en el siglo V o con los que escribían poemitas en las paredes de Pompeya. Detrás de todo ese mármol había seres muy, pero que muy humanos. Y la humanidad no pasa de moda.

De cualquier forma, es poco recomendable lanzarse a la piscina de los clásicos si no te apetece. Los libros que te obligaban a leer en el colegio parecían poco menos que una tortura china aunque en realidad fueran una delicia, ¿verdad? Pues es ese sentimiento de obligación moral el que hay que evitar: ya llegará el momento en que te apetezca realmente leer Antígona o las Historias de Tácito, pero hasta entonces quizás sea mejor no forzar la maquinaria. Sin embargo, no hay que confundir la falta de interés con la pereza, que es el mayor enemigo del lector de clásicos, más todavía que el miedo. Pero puedo prometer y prometo que cuando cruzas la barrera de la toma de contacto, que es lo que más cuesta en todos los aspectos de la vida, ya no puedes parar.

Viene bien estar inspirado por las Musas para dar una oportunidad a la Antigüedad: date un empujón y busca esas ganas de aproximarte a un mundo que es mucho más que apasionante y que te hará crecer como lector y como individuo. Cuando surja esa chispa, podrás aventurarte, quizá con nuestra ayuda, a descubrir a unos seres humanos con los que compartimos preocupaciones, miedos y anhelos a pesar de estar separados por más de dos mil turbulentos años.

Claudia Octavia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s